Yogi Ramacharaka | Ediciones Discovery | Discovery Publisher
William Walker Atkinson was an attorney, merchant, publisher, and author, as well as an occultist and an American pioneer of the New Thought movement. He is also the author of the pseudonymous works attributed to Yogi Ramacharaka.
14 lessons in yogi philosophy, advanced course in yogi philosophy and oriental occultism, atkinson william walker, breath science, e books to read, ebooks for, fourteen lessons in yogi philosophy, fourteen lessons in yogi philosophy and oriental occultism, free e boo, hatha pradipika, library thought, mystic christianity by yogi ramacharaka, oriental occultism, phil osophy book, ramacharaka, science of breath by yogi ramacharaka, science of breath yogi ramacharaka, the of attraction, the science of breath, the yogi publication society, theron dumont, thought for library, thought on library, walker atkinson, walker publisher, william w atkinson, william walker atkinson, william walker atkinson books, william walker atkinson free downloads, william walker atkinson freemason, william walker atkinson law of attraction, william walker atkinson mind power, william walker atkinson pdf, william walker atkinson quotes, yoga as a science, yoga encyclopedia, yoga teachings, yoga text, yogi life, yogi publication, yogi publication society, yogi ramacharaka, yogi ramacharaka books, yogi ramacharaka pdf, yogi ramacharaka science of breath, yogi wisdom, yogic wisdom
18647
page-template-default,page,page-id-18647,page-child,parent-pageid-16021,bridge-core-1.0.5,,qode-page-loading-effect-enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Yogi Ramacharaka

Empieza escogiendo un objeto que te resulte familiar y colócalo justo en frente de ti, intenta memorizar todos los detalles que puedas. Estudia su forma, su color, su tamaño y los mil y un pequeños detalles que llamen tu atención. Al hacer esto, reduce el objeto a sus formas más básicas. Cuanto más pequeñas y simples sean las formas, más claramente se percibirá el objeto y con más facilidad aparecerá en tu mente. Examina cada porción, cada parte, y una vez que hayas memorizado una, pasa a la siguiente, hasta que hayas cubierto todas las posibilidades. Una vez que hayas agotado todas las posibilidades del objeto en cuestión, coge papel y un lápiz y anota todos los detalles que recuerdes del objeto examinado. Una vez hayas hecho esto, compara la descripción que has realizado por escrito con el objeto en sí, y comprueba todas las características que has olvidado anotar.
William Walker Atkinson (Yogi Ramacharaka)

William Walker Atkinson (5 de diciembre de 1862 –22 de diciembre de 1932) fue un abogado, comerciante, editor, y escritor estadounidense, así como un ocultista y pionero del movimiento del Nuevo Pensamiento. También es conocido por haber publicado diferentes trabajos bajo los pseudónimos de a Theron Q. Dumont y Yogui Ramacharaka.

La magnitud estimada de su obra es de más de cien obras, todas ellas escritas en los últimos treinta años de su vida. Su nombre ha aparecido en las últimas ediciones del Who’s Who estadounidense, publicación de referencia que contiene biografías de diferentes personalidades, Religious Leaders of America y en varias publicaciones similares. Sus obras han se han editado de manera casi ininterrumpida desde 1900.

William Walker Atkinson nació en Baltimore, Maryland, el 5 de diciembre de 1862, hijo de William y Emma Atkinson. Empezó a trabajar en un tenderete a los 15 años, posiblemente para ayudar a su padre. En octubre de 1889 se casó con Margret Foster Black of Beverly en Nueva Jersey, y tuvieron dos hijas.

Atkinson comenzó su carrera profesional en 1882 y, en 1894, obtuvo una plaza en el Colegio de Abogados de Pennsylvania. A pesar de ser un abogado exitoso, a la larga, el estrés y el agotamiento acabaron por pasarle factura, sufrió una crisis física y mental y se vio en serios apuros económicos. Buscando una manera de recuperarse, encontró un refugio en el Nuevo Pensamiento, y, más tarde, atribuiría su recuperación mental y la mejora de su salud a la aplicación de los principios del Nuevo Pensamiento.

Death Certificate for William Walker Atkinson
Mental Science and New Thought (William Walker Atkinson)

Tras su recuperación, Atkinson comenzó a escribir una serie de artículos sobre las revelaciones que pensaba haber descubierto, que en la época entraban dentro de la Ciencia Mental. En 1889 publicó un artículo titulado Catecismo de la Ciencia Mental, apareció en la nueva revista de Charles Fillmore, Modern Thought.

En la década de 1890, Chicago se había convertido en el principal centro de actividades del Nuevo Pensamiento, principalmente gracias a las obras de Emma Curtis Hopkins, por lo que Atkinson decidió mudarse allí. Una vez en la ciudad, se convirtió en un importante impulsor del movimiento, como editor y como autor. Fue responsable de la publicación de las revistas Sugestions (1900-1901), New Thought (1901-1905) y Advance Thought (1906 – 1916).

En 1900, Atkinson trabajó como editor asociado en Sugestions, New Thought Journal, y escribió el que, probablemente, fuese su primer libro, El Éxito en los Negocios y en la Vida por la Influencia Personal, una serie de lecciones sobre el magnetismo personal, la influencia psíquica, fuerza del pensamiento, concentración, fuerza de voluntad y la ciencia mental práctica.

Fue entonces cuando conoció a Sydney Flower, un reputado hombre de negocios que realizaba publicaciones sobre el Nuevo Pensamiento, y ambos decidieron trabajar juntos. A partir de diciembre de 1901, se ocupó de las labores de edición de Flower’s, una popular publicación del Nuevo Pensamiento, una función que desempeñaría hasta 1905. En el transcurso de estos años, se hizo un hueco en el corazón de sus lectores. Bolígrafo en mano, escribía articulo tras artículo. Durante esta época fundó su propia sociedad psíquica y la llamada Escuela Atkinson de Ciencia Mental, ambas con sede en el mismo edificio en el que se desarrollaba la actividad de Flower’s Psychic Research y New Thought Publishing Company.

Atkinson fue presidente de la International New Thought Alliance.

Se cree que, a lo largo de su carrera, Atkinson publicó una gran cantidad de artículos utilizando diferentes pseudónimos. No se sabe con certitud si llegó a confirmar o desmentir la supuesta autoría de los artículos publicados utilizando dichos pseudónimos, pero todos estos autores, supuestamente independientes y cuyos trabajos son atribuidos a Atkinson, fueron vinculados entre ellos, ya que todas las editoriales que publicaron sus trabajos comparten la misma dirección, y todos publicaron en una serie de revistas que compartían los mismos colaboradores regulares.

Atkinson fue el editor de todas estas revistas y, aunque en un principio estos pseudónimos le sirvieron como colaboradores de las revistas, finalmente acabaron desarrollando sus propias carreras como escritores, siendo la mayoría de sus libros publicados en las editoriales de Atkinson.

Una de las claves para desenmarañar este entramado de pseudónimos puede encontrarse en la revista Advanced Though, que se describe como «un diario del Nuevo Pensamiento, psicología práctica, filosofía yogui, ocultismo constructivo, curación metafísica, etc.».

Esta revista, en la que Atkinson realizaba el trabajo editorial, publicó artículos de Atkinson, Yogui Ramacharaka, y Theron Q. Dumont, los trabajos de estos dos últimos se atribuyeron posteriormente a Atkinson. La revista compartía dirección con The Yogui Publishing Society, que publicó las obras de Yogui Ramacharaka.

La revista Advanced Thought también publicó artículos de Swami Bhakta Vishita, pero cuando llegó el momento de publicar una recopilación de sus artículos, esta no fue publicada en Yogui Publishing Society, sino en The Advanced Thought Publishing Co., la misma editorial que publicó las obras de Theron Q. Dumont y la revista Advanced Thought.

Mental Science and New Thought (William Walker Atkinson)
Mental Science and New Thought (William Walker Atkinson)

En la década de 1890, Atkinson se había comenzado a interesar por el hinduismo y, ya en 1900, sus esfuerzos por difundir el yoga y el ocultismo oriental en Occidente habían comenzado. A día de hoy, no está claro si llegó a convertirse a alguna rama del hinduismo o si simplemente le interesaba escribir sobre este tema. Si llegó a convertirse, no hay nada que así lo pruebe.

Según fuentes inverificables, cuando Atksinson estuvo en Chicago en la Exposición Universal de Chicago, conoció a un Baba Bharata, un pupilo del tardío indio místico Yogui Ramacharaka (1799 – 1893). En teoría, Bharata se habría familiarizado con el trabajo de Atkinson tras su llegada a América, y ambos compartían las mismas ideas, por lo que decidieron colaborar. Mientras se ocupaba de la labor editorial en New Thought, Atkinson coescribió junto a Bharata una serie de libros que se atribuyeron al maestro de Bharata, Yogui Ramacharaka. Esta historia nunca ha podido ser verificada y, al igual que en la biografía «oficial» de Atkinson se aseguraba falsamente que este era «un autor inglés», puede tratarse de un dato completamente falso.

No se ha encontrado ninguna prueba ni en los EE. UU. ni en la India de que ningún Baba Bharata emigrara allí. Además, a pesar de que es posible que Atkinson acudiera a la Exposición Universal de Chicago en 1892 o 1893, al igual que el auténtico yogui indio Swami Vivekananda que entusiasmó a los visitantes, solo hay evidencias de que se trasladó allí aproximadamente en 1900, y que superó la prueba de acceso al Colegio de Abogados de Illinois en 1903.

El hecho de asegurar que se contaba con la ayuda de un coescritor de origen indio no era un comportamiento inusual en los autores relacionados con el Nuevo Pensamiento y la Nueva Era. Tal y como dejara claro Carl T. Jackson en su artículo The New Thought Movement and the Nineteenth Century Discovery of Oriental Philosophy, Atkinson no fue el único en utilizar un «orientalismo» poco exótico como hilo conductor de su obra, ni en sentir que los hindús, budistas o sijs tenían un conocimiento especial sobre técnicas secretas de clarividencia, desarrollo espiritual, energía sexual, salud o longevidad.

Paschal Beverly Randolph había marcado el camino durante la segunda mitad del siglo XIX, escribiendo en sus libros Eulis y Seership que el Maharajá Dalip Singh le había revelado los misterios de la clarividencia. Se conoce que a Randolph adornó la verdad al escribir su propia autobiografía, donde clamaba que su madre, Flora Randolph, una mujer afroamericana de Virginia, que murió cuando él apenas tenía once años, era una princesa extranjera. Según su biógrafo John Patrick Deveney, cuando Randolph afirmó haber conocido al Marajá en Europa y haber aprendido la manera adecuada de utilizar tanto piedras preciosas pulidas como los espejos bhattah indios para practicar la adivinación, no se alejó tanto de la verdad.

En 1875, el año en el que murió Randolph, Helena Petrovna Blavatsky, de nacionalidad ucraniana, fundó la Sociedad Teosófica, y a través de esta sociedad comenzó a impartirse los conocimientos de los misteriosos y sabios yoguis del Himalaya, poseedores de una sabiduría ancestral, y las doctrinas orientales en general. Tras el trabajo de esta pionera, algunos representantes de los linajes de tradición espiritual y filosófica originarios de la India y China, como Vivekananda, Anagarika Dharmapala, Paramahansa Yogananda, entre otras personalidades, comenzaron a viajar a Occidente.

En cualquier caso, con o sin la ayuda de un coautor indio, Atkinson empezó a escribir una serie de libros en 1903 que publicaría bajo el pseudónimo de Yogui Ramacharaka. La obra de Ramacharaka se publicó en la editorial Yogui Publication Society y el alcance de esta fue mayor que el de la obra de Atkinson sobre el Nuevo Pensamiento. De hecho, todos sus libros sobre el yoga siguen publicándose a día de hoy.

Publications (William Walker Atkinson)
Raja Yoga (William Walker Atkinson)

Al parecer, a Atkinson le gustó tanto la idea de publicar con un pseudónimo indo que creo otros dos, Swami Bhakta Vishita y Swami Panchadasi. Curiosamente, en la obra de estos dos, no está presente el hinduismo, sino que la mayoría de publicaciones giran en torno a la adivinación y el espiritismo, incluyendo formas «orientales» de clarividencia. De los dos, Swami Bhakta Vishita fue el más popular con diferencia, con más de treinta publicaciones a sus espaldas, llegando incluso a superar en ventas a Yogui Ramacharaka.

En 1903, el año que empezó a crear la obra de Yogui Ramacharaka, Atkinson fue admitido en el Colegio de Abogados de Illinois y es posible que la creación de todos estos pseudónimos tuviera como finalidad proteger su carrera como abogado, aunque Atkinson no dejó ningún documento que explicara la verdadera naturaleza de esta motivación.

Es imposible saber cuánto tiempo dedicaba Atkinson a la práctica legal, pero es poco probable que fuera un empleo a tiempo completo, si no sería complicado de explicar que también pudiera disponer del tiempo necesario para dedicarse a su carrera de escritor y editor, y realizar publicaciones sobre el Nuevo Pensamiento, el yoga, el ocultismo, la adivinación y el éxito personal.

El punto álgido de esta admirable productividad lo alcanzó a finales de la década de 1910. En 1912, además de escribir y publicar una notable cantidad de libros y panfletos, Atkinson empezó a escribir artículos en la nueva revista sobre el Nuevo Pensamiento de Elizabeth Towne, a esto hay que sumarle que, entre 1916 y 1919, empezó a editar su propia revista Advanced Thought. Durante este periodo, consiguió encontrar el tiempo necesario para asumir el rol de presidente honorario de la International New Thought Alliance.

Entre los posibles colaboradores de Atkinson se encuentra el mentalista C. Alexander, también conocido como El Adivino de Cristal, cuyo manual sobre plegaria afirmativa Personal Lessons, Codes, and Instructions for Members of the Crystal Silence League, publicado en la década de 1920 en Los Ángeles, contenía, en su última página, una extensa lista de los libros publicados por Atkinson, Dumont, Ramacharaka, Vishita, y de un colaborador de Atkinson, el ocultista L. W. de Laurence.

Death Certificate for William Walker Atkinson
William Walker Atkinson (Yogi Ramacharaka)

Atikson murió con 69 años, el 22 de noviembre de 1932, en Los Ángeles, California, tras 50 años de éxito en diferentes áreas: como abogado, como escritor, como ocultista y en los negocios. La vida de Atkinson está envuelta en un aura de misterios, y uno de ellos afirma que, tres años después de su muerte, el autor firmó un certificado de copyright.